El trabajo con pelotas: Esferodinamia

El trabajo con pelotas: Esferodinamia

Un poco de historia…

El uso de las pelotas, como método de trabajo corporal, se remonta a principios de siglo.

 Fueron utilizadas en Suiza, en círculos terapéuticos para el tratamiento de trastornos neurológicos. Posteriormente fueron empleadas en Estados Unidos para el estudio de los patrones de movimiento y en el desarrollo de rutinas integrales de fitness.

Sin embargo, no fue hasta la década de los 80s que comenzó a desarrollarse una metodología de la enseñanza basada en el registro propioceptivo (registro de la organización interna del cuerpo) y con la intención de modificar hábitos posturales poco saludables.

Es allí cuando se sistematizó, transformándose en la disciplina que hoy conocemos como «esferodinamia» para convertirse en una técnica corporal en sí misma.

La posibilidad que dan las esferas es la de cambiar la relación con la fuerza de gravedad, permitiendo modificar el tono muscular (el grado de contracción de los músculos cuando están en reposo), la relación con el peso y los niveles de tensión.

Los principios de la técnica permiten superar progresivamente los acortamientos musculares más frecuentes, reforzar el trabajo de la musculatura abdominal y aumentar las posibilidades de sostén del cuerpo en el espacio y así también el  rango de movimiento.

Postura y alineación

El simple hecho de estar sentados sobre una pelota nos posiciona
activa y dinámicamente con una mejor colocación de la columna vertebral.

Cuando nos tendemos sobre una pelota, el cuerpo se relaja gracias al soporte que ésta le brinda, soltamos la cabeza y la pelvis, lo que nos ayuda a estirar la musculatura profunda de la columna, abriendo espacios entre los discos vertebrales y liberando las articulaciones.
Logramos entonces estirar gradualmente los músculos, aumentar la fuerza, y mejorar la coordinación.

 Nos permite alinear nuestro cuerpo, aumentar la sensibilidad táctil, aumentar el registro interno, ajustar el tono muscular, alinear la columna vertebral, estabilizar la musculatura del tronco y recuperar los movimientos orgánicos y funcionales.  

Beneficios

  • Alivio de tensiones y dolores crónicos.
  • Corrección de la postura.
  • Aumento de la movilidad articular, la coordinación y mejora del equilibrio.
  • Otorga fuerza.
  • Produce un seguro y efectivo estiramiento.
  • Permite aumentar la percepción del propio cuerpo y del espacio.
  • Entrena  la resistencia y la destreza.
  • Reorganiza  los patrones motores en general.
  • Estimula el desarrollo del juego y la creatividad en todas las edades.
  • Permite regular el nivel de estrés.

Es una disciplina para todas las edades y posibilidades físicas. Es  seguro, efectivo y sobre todo, de bajo impacto.

En marzo comenzamos con esta práctica  los días viernes a las  18 hs.

Para más información ingresá a Esferodinamia


Deprecated: ¡La función the_author_description quedó obsoleta desde la versión 2.8.0! Usá the_author_meta('description') en su lugar. in /home/centrod1/public_html/wp-includes/functions.php on line 5379
Es profesora de Yoga y Meditación del Centro La Rueda.

Top
Abrir chat
Necesitás ayuda o más info?
Hola! Gracias por contactarte con Centro de Yoga La Rueda, en qué podemos ayudarte?